«Quizás quiera más a Asturias que otros que residen en ella»

MARINA_COTO_05.jpg

Una de las invitadas especiales que ayer colaboró con Expoacción fue Marina Coto, hija de una niña de la guerra que actualmente reside en Moscú, y que no dudó en poner su granito de arena gracias a la unión que su hijo, Antón Groshkov -que reside en Gijón-, tiene con la entidad presidida por Jesús Santos Villagrá.
Marina ofreció un espectáculo de flamenco, «porque así me siento yo, flamenca; aunque no tenga raíz gitana o andaluza», y no dudó en valorar para EL COMERCIO su origen asturiano. «Mi madre me enseñó a hablar y a bailar. Ella sentía una gran nostalgia por su tierra, por su patria, por su pueblo. Era algo realmente suyo. Me inculcó Asturias muy dentro de mí, tanto que quizás quiera mucho más a Asturias que otros que pueden residir en ella siempre», señaló.
De todas formas, «los orígenes siempre llaman a una», reconoce, mientras no descarta «regresar en un futuro a la tierra de mi madre».

Ver artículo en: ELCOMERCIO.ES

Esta entrada fue publicada en prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario