Voces para niños y mayores

Cierre solidario a una cita coral en dos sesiones

E. G. SALUEÑA
Un año más, los aficionados a los certámenes corales (que en Asturias son muy numerosos) tienen una imperdible cita en el festival gijonés «La Mar de Voces», que se celebró el pasado fin de semana en el teatro Jovellanos. El programa consistió en dos sesiones bien diferenciadas, en cuanto a formaciones y horario. En la del sábado, el Coro Minero de Turón y el Grupo Vocal Sólo Voces ofrecieron dos recitales muy variados, abarcando un repertorio amplio; la del domingo, en horario matinal (al contrario que la del día anterior), acogió el 2.º Encuentro de Coros Infantiles «La voz de un niño», un concierto benéfico organizado por la organización solidaria «Expoacción», que reunió al Coro «Reconquista», Voces Blancas del Conservatorio del Valle del Nalón, Coro Infantil del Colegio San Vicente de Paul y las Voces Blancas del Conservatorio Profesional de Música de Gijón, además de diversos invitados especiales. La recaudación del concierto del domingo se destinó a ayudar a la familia del niño Javier Vázquez, quien lucha contra la leucemia.

……

La jornada del domingo tuvo un carácter muy especial, puesto que reflejó cómo la solidaridad y el trabajo en equipo pueden traer consecuencias más que positivas. Así nació la iniciativa musical «La voz de un niño», bajo la dirección y la coordinación de Jesús Santos Villagrá, donde los protagonistas fueron precisamente ellos, los más pequeños. Hubo representación de Oviedo (Coro «Reconquista», dirigido por Ángel Gallego Bahillo), Sama de Langreo (Voces Blancas del Conservatorio del Valle del Nalón, dirigido por Óscar Allen Fraga) y Gijón (Coro Infantil del Colegio San Vicente de Paul, dirigido por Pilar Mud Pérez), y las Voces Blancas del Conservatorio Profesional de Música de Gijón, dirigidas por Sara Elorza Álvarez-Uría, quienes triunfaron con un programa muy variado, abarcando diversos folclores de África y Asia, canciones infantiles popularizadas por la televisión, bandas sonoras cinematográficas, música clásica o grandes éxitos del pop de todos los tiempos. Junto a ellos hubo diversos instrumentistas acompañantes, destacando el Cuarteto de Cámara del Conservatorio de Gijón, quien acabó interpretando una composición de Mozart justo antes del final de la gala. Como colofón, y tras la intervención oral de diversos representantes y colaboradores como Roberto Menéndez del Campo (presidente de la Federación Coral Asturiana), el empresario Alberto Estrada (Cerámica La Guía), Carmen Veiga (quien aprovechó para despedirse del teatro, tras varios años como directora gerente) o el músico de origen ruso Misha Goldfarb, se presentó la pieza «La voz de un niño» con todos los niños cantando en escena, junto a los cantantes asturianos Susanna y Miguel Kocina, y el guitarrista Israel Sánchez («Senogul»). Un estupendo broche de oro.

Artículo de La nueva España

Esta entrada fue publicada en prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario