El padre del niño de Ujo pide mejorar la ley sobre genética

David Vázquez reclama que se permita congelar el cordón umbilical y realizar tratamientos de selección de genes como «seguro de vida»

EXPOACCION  11.JPG

El padre del niño de Ujo pide mejorar la ley sobre genética

«Es primordial que las leyes cambien». Así de contundente se mostró David Vázquez, el padre de Javier, el niño de Ujo afectado de leucemia. Lo hizo ayer, en referencia a la prohibición de congelar el cordón umbilical que en casos como el de su hijo puede ser un «seguro de vida». Se mostró también partidario de que en España se permitan, e incluso la seguridad social se haga cargo, los tratamientos de selección genética para «hacer una vida que salve otra».
Y es que David Vázquez y su esposa, Natalia Obraztsova, tendrán que desplazarse el próximo mes a Atenas para realizar un costoso tratamiento de fecundación que les permita darle al pequeño Javier un hermano genéticamente compatible para realizar un transplante de médula ósea. A los 15.000 euros en gastos médicos deberán sumar los costes del viaje, el alojamiento y el cierre de su negocio durante el tiempo que dure el tratamiento. Todo esto se reduciría si la selección genética estuviese permitida en nuestro país. Por todo ello, Vázquez se mostró dispuesto, una vez que el niño recupere la salud, a contactar con las asociaciones que sean necesarias para «hacer presión al Gobierno» y que «con la ayuda de todos» modifiquen la ley. Hizo David estas declaraciones durante el concierto ‘La mar de voces’, organizado por Expoacción para recaudar fondos para el pequeño, de cuatro años. En el acto participaron los coros Reconquista de Oviedo, Voces Blancas del Conservatorio del Valle del Nalón y del de Gijón y el coro infantil del colegio San Vicente de Paúl. Para acabar el concierto, todos ellos subieron al escenario con los cantantes Miguel Kocina y Susanna a cantar ‘La voz de un niño’, la canción que han grabado para recoger fondos para el niño.
Jesús Santos Villagrá, presidente de Expoacción, dio las gracias a todas las empresas y organismos colaboradores, en especial al centro comercial San Agustín, donde se encuentra su mercadillo. Mostró también su agradecimiento a la alcaldesa, Carmen Moriyón, por su asistencia, y a la edil socialista Carmen Veiga, por su apoyo a la asociación.
A los cerca de 3.000 euros recaudados ayer con la venta de las 600 entradas se sumará lo obtenido en otros conciertos y los donativos al número de cuenta 2048 0023 07 3404000388, de la entidad Cajastur, aún abierto para donativos.

Ver artículo en: ELCOMERCIO.ES

Esta entrada fue publicada en prensa. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario